¿En qué consisten las fichas estandarizadas que deberán entregar los bancos a los clientes de hipotecas?

¿En qué consisten las fichas estandarizadas que deberán entregar los bancos a los clientes de hipotecas?

La nueva Ley de Crédito Inmobiliario, que entra en vigor el 16 de junio, supondrá todo un cambio en el sector. Pero, sobre todo, ayudará a mejorar las condiciones de los clientes que estarán mucho más informados de las condiciones de su préstamo hipotecario. Así, las nuevas normas establecen que las entidades deberán entregar a los clientes una ficha estándar en la que se recojan las condiciones precontractuales, además de las advertencias precisas en referencia al préstamo que quieran contratar. Pero esta norma no solo concierne a las entidades financieras, sino que también obliga a los prestamistas e intermediarios que deberán atenerse a las mismas normas que los bancos a la hora de publicitar hipotecas.

Conviene subrayar que la nueva ley no sustituye a la Ley Hipotecaria de 1946, simplemente traspone de modo parcial en España la Directiva 2014/17/UE, de 4 de febrero de 2014, sobre los contratos de crédito celebrados con los consumidores para bienes inmuebles de uso residencial.

Lo cierto es que la nueva regulación tiene como cometido proteger al consumidor. Como decíamos, esta normativa es fruto de una transposición de una directiva de la Unión Europea (UE) que, por cierto, llega tarde. De hecho, ya tendría que figurar en nuestro ordenamiento desde abril de 2016. Esta aprobación tardía se considera un incumplimiento de nuestras obligaciones europeas y ello nos ha valido una multa en la UE. Así, nos exponemos a un multa de 80 millones de euros, cuya decisión ha sido recurrida por el gobierno español.

El modelo de fichas estandarizadas

Como decíamos, dicha ley establece dos modelos de fichas. En ellas se consignará información precontractual y en la otra advertencias estandarizadas. Ambas se entregarán a los clientes, todo con el fin de que estos puedan comparar entre los diferentes préstamos.

En dicha ficha de advertencias estandarizadas de hipotecas a tipo variable que el banco debe aportar al cliente deben aparecer varios escenarios con la posible evolución de las cuotas a pagar. Todo ello en función de la variación del tipo de referencia incluyendo los niveles máximos, medios y mínimos de los últimos 20 años.

En concreto, hablamos de dos fichas:

  • La ficha europea de información normalizada (FEIN), donde se detallarán las características de la hipoteca, como el interés o las cuotas, y qué puede pasar en caso de incumplimiento.

  • La ficha de advertencias estandarizadas (FIAE) que recogerá toda la información referida a las cláusulas del contrato.

También se estipula que la publicidad bancaria debe incorporar ejemplos reales de créditos de 100.000 a 300.000 euros. A esto se añade que en el caso de que el anuncio aluda a una tarifa promocional o condiciones especiales, deberán especificarse cuáles son las condiciones normales del crédito. Todo ello, como decíamos, de proporcionar la información más clara posible al consumidor.

Desahuciar será poco más difícil que antes

Una de las novedades de esta nueva ley es que solo será posible ejecutar tras el impago de 12 cuotas, o el 3% del capital concedido, en la primera mitad del préstamo; o 15 mensualidades, o el 7% del crédito, en la segunda mitad. Sin duda, este pequeño cambio puede ser crucial para muchas familias y particulares que se ven en esta peliaguda situación.

La relevancia del notario

Esta figura gana peso con la nueva normativa pues en ellos se delega la función de advertir y asesorar a los consumidores sobre los diferentes aspectos del contrato de préstamo y cuáles son las obligaciones que derivan de él. Anteriormente a esta ley, los notarios solo hacían acto de presencia en el momento de la firma de la hipoteca, pero ahora irrumpen antes pues el consumidor debe acudir a ellos diez días antes a fin de que le explique los entresijos del documento.

De esta manera, la aprobación de esta ley se convierte en todo un arsenal de medidas encaminadas a proteger al consumidor y dotar de mayor transparencia a un sector al que se ha acusado de ser opaco y de abusar del desconocimiento de los clientes.

El fin de las cláusulas suelo

Otra interesante novedad que traerá la normativa es que, por fin, da por zanjadas las cláusulas suelo, pues las prohíbe. Lo cierto es que las hipotecas y el Euribor se llevaron especialmente mal durante los años de la crisis. Así, muchas personas se encontraron de la noche a la mañana con importes en las cuotas de sus hipoteca ciertamente desorbitados cuyo pago les costaba asumir.

En cualquier caso, si quieres saber cuáles son las mejores hipotecas del mercado, te recomendamos que no pierdas de vista ninguno de nuestros artículo, pues nos hemos propuesto ayudarte con la más completa información. Además, puedes consultar la siguiente calculador de hipotecas que nos proporciona la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y que puede resultarte de gran utilidad en el caso de estar buscando un crédito.