Descubre una Nueva Manera de Ahorrar

Descubre una Nueva Manera de Ahorrar

David Bach en su libro “El Millonario automático” establece que puedes ahorrar el dinero suficiente para tu jubilación simplemente reduciendo los gastos pequeños que tienes cada día.

Por ejemplo, el café con leche diario en el bar.

Esta teoría tiene todo el sentido del mundo.

Un café con leche cuesta unos 1,20 euros, durante 20 días laborables al mes y por 11 meses de trabajo (ponemos un mes de vacaciones), el coste es de 264 euros anuales.

Si sumas otros gastos pequeños, la cantidad aumenta a cifras muy respetables.

264 euros anuales invertidos en un fondo índice al 8% de rentabilidad anual durante 40 años son 76.000 euros, sin tener en cuenta inflación, ni para el precio del café ni para los beneficios, ni impuestos.

Por un café con leche al día estás renunciando a casi 80.000 euros más a la hora de tu jubilación.

¿Con esto te estoy diciendo que dejes de tomar café en el bar? Por supuesto que no. Pero sí que seas consciente de que todos los gastos, aunque sean pequeños e ínfimos, a largo plazo pueden marcar la diferencia.

A muchas personas les cuesta mucho renunciar a estos pequeños lujos del día a día. Después de unas semanas de evitar caer en sus viejos hábitos, vuelven a recaer.

La zona de confort es muy importante para una persona y las cosas que interfieren con esta zona de confort son a menudo más difíciles de superar.

Entonces, ¿cómo puedes encontrar dinero para ahorrar para la jubilación si eres incapaz de renunciar a las cosas pequeñas.

Pues ir a las cosas grandes.

Atacando los Grandes Gastos

Haz este pequeño ejercicio.

Realiza una lista de cada uno de tus gastos mensuales, junto con la cantidad de dinero aproximada de dinero que gastas en cada una.

También trata de incluir todos los gastos que no vienen todos los meses. Como el seguro de la casa, el seguro del coche, etc.

Una vez que vayas creando la lista la vas ordenando según el gasto, de mayor a menor cantidad de dinero.

Cuando acabes la lista, comienza por la parte de arriba y para cada gasto individual pregúntate si hay una manera de eliminar o reducir mucho el mismo sin un cambio importante en tu calidad de vida.

Si honestamente no puedes hacer nada para reducir ese gasto, pasa al siguiente. Y así sucesivamente.

Conclusión

Si estás teniendo problemas para encontrar espacio en tu presupuesto para ahorrar para la jubilación o para cualquier otro objetivo, ésta podría ser una buena estrategia para encontrar ese dinero extra.

Si no puedes atacar los gastos pequeños, céntrate en los gastos grandes. Como siempre digo, haz lo que te funcione a ti.